Pages

domingo, 21 de abril de 2013

Escribir a mano


Una reflexión sobre la escritura

Me declaro defensora y partidaria de la escritura manual, aunque no en cualquier producción escrita, obviamente. Siempre me he resistido a abandonar la escritura a mano, las razones que puedo aducir para ello son fundamentalmente subjetivas, pero también considero esta actividad muy recomendable para el mantenimiento de una adecuada psicomotricidad fina a cualquier edad.
La reflexión que ofrece Ángel Gabilondo puede resultar muy valiosa, especialmente para quienes se sientan cercanos a la escritura, en cualquiera de sus soportes.
http://blogs.elpais.com/el-salto-del-angel/2013/04/escribir-a-mano.html

3 comentarios:

Isa Martinez dijo...

Arantxa me parece un texto preciso en el que se pone de manifiesto una realidad, para mi, incuestionable; las letras escritas tienen espíritu. Posiblemente a través de lecturas como éstas, cargadas de sensibilidad y de verdad, consigamos acercar al alumnado de secundaria (a estas alturas muy familiarizado con el teclado) a la necesidad de coger el boli de vez en cuando.

Marta Pérez Cerdá dijo...

Como ya comentamos, yo también estuve leyendo esta noticia y me parece realmente fantástica. Yo no escribo bien a mano pero todos los argumentos que da la noticia para defenderlo son muy buenos. El texto se podría adjuntar después de hacer un debate sobre "escribir a mano" vs "con teclado" y hacerle ver al alumnado que lo que dice el artículo es cierto. Comparto la opinión de Ángel Gabilondo cuando dice que escribir a mano nos ayuda a retener en la memoria. Es algo que tengo comprobado porque a la hora de estudiar necesito hacerme esquemas para ir memorizando a la vez que estructurando las ideas.
¡Enhorabuena por tu entrada!

letizia nati poltri dijo...

Hoy en día nos cuesta escribir a mano, y mucho, porque la llegada del ordenador ha sopuso un cambio considerable en nuestra letra. Hay personas que trabajan solo con el ordenador, y cuando se ponen a escribir un billete, ya no lo hacen con la letra en cursiva, sino de molde, porque creen que de esta manera quien lee puede enterarse de algo. Muchos afirman que escribir a mano es un proceso mucho más lento con respecto a la velocidad de nuestra mente (y a la que nos pide la época en la que vivimos). Reconozco la validez de este argumento, pero lo mismo podría decirse del ir andando o en coche: si utilizaramos solo el cohce (y el ordenador) dependeríamos unicamente de estos medios y no podríamos aprovechar al máximo nuestras capacidades físicas o manuales. Por tanto, como aparece en la noticia, creo que escribir a mano (todavía) presente demasiados beneficios para olvidarla!

Publicar un comentario

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.